sábado, 25 de abril de 2009

Enrique Avril: Pictorialismo Social

Niños indígenas, Henrique Avril, ca. 1900


Esta aproximación temática a la obra del fotógrafo venezolano Enrique Avril, busca poner en evidencia un aspecto fundamental de su obra, hasta la fecha poco explorado, como lo es la carga pictórica de su tratamiento fotográfico de lo social. Enrique Avril ha sido catalogado como el “Pionero del fotoperiodismo” y del documentalismo fotográfico en el país. Las razones de esta categorización son evidentes a juzgar por la enorme presencia de su obra documental en El Cojo Ilustrado, entre 1892 y 1914, y que se extiende a través del territorio nacional con una gran vocación de pionerismo fotográfico, y una sensibilidad humanística y social que marcan una pauta fundamental en la historia de la fotografía nacional.

Su obra documental, no obstante el compromiso social que la caracteriza, se articula también dentro de unos códigos estéticos, muy a tono con las corrientes fotográficas Pictorialistas en boga en Europa y norte América, a través de los cuales el fotógrafo busca sublimar el hecho documental enfocándolo desde una perspectiva pictórica: valorando las calidades plásticas, no solo en el tratamiento de la luz, la composición bien equilibrada y la riqueza de la información documental, los temas del paisaje y el retrato de genero, sino en el tratamiento y cuidado de la copia fotográfica, en ocasiones inclusive iluminada al pincel, para agregarle el sentido pictórico que la elevan a la categoría de Arte. Una premisa que fue fundamental para los fotógrafos del club Daguerre, entre los cuales se contaban Avril y Lucca, contribuyentes locales en el debate universal por la reivindicación del estatus de la fotografía, a titulo propio, ante el mundo de las bellas artes de finales del siglo XIX y principios de siglo XX.
Sandro Oramas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada