sábado, 25 de febrero de 2012

La increíble historia de la misteriosa Vivian Meier. Maestra desconocida de la “Street Photography”




En 2007,  John Moloof, un joven agente inmobiliario compro un archivo fotográfico  puesto en venta en una subasta publica por 400$.  El revisar cuidadosamente el archivo y documentarse sobre la historia, el mundo y el mercado de la fotografía Moloof descubrió que había adquirido un verdadero tesoro olvidado. En una de las cajas de negativos encontró el nombre del misterioso fotógrafo, 'Vivian Meier'. Buscando a través de Google encontró a una persona que había comprado en el mismo anticuario que él una caja más llena de negativos, y que estaba en venta. Llamó a la tienda y le dijeron la misteriosa fotógrafa estaba viva pero demasiado enferma para recibir visitas.  Moloof creó un blog para compartir las fotos  y una vez mas, a través de Google, encontró una fatídica entrada del buscador  que lo llevó a los obituarios del Chicago Tribune donde decía: "Vivian Maier, orgullosa nativa de Francia y residente en Chicago durante los últimos 50 años murió pacíficamente el lunes. Segunda madre de John, Lane y Matthew. Un alma libre y gemela que tocó mágicamente las vidas de todos aquellos que la conocieron... Crítica de cine y fotógrafa extraordinaria ".

Al parecer Vivian Maier, quien llevo una vida absolutamente convencional, había nacido en Nueva York en 1926.  Vivió entre la Francia natal de su madre y los Estados Unidos durante toda su infancia. Alrededor de 1930 su padre, de origen austríaco abandonó a su madre. En 1951 Vivian Meir se estableció definitivamente en Nueva York entre 1951 y 1956, donde desempeño diversos trabajos para subsistir, trabajó como obrera en una fábrica y como niñera en la ciudad de Chicago, mientras practicaba su oficio de fotógrafa aficionada al que dedicaría de manera privada 40 años de su vida. Entre 1959 y 1960 viajó alrededor del mundo con el dinero que obtuvo de la venta de una granja familiar, acompañada de su cámara Rolleyflex.

Por documentos y testimonios se sabe que Vivian Meier era socialista, feminista y franca en sus ideales. En sus ratos libres tomaba fotografías de todo tipo, siempre en la calle, las cuales nunca mostró a nadie debido a su naturaleza tímida y reservada. Aspecto que caracteriza su obsesión por el autorretrato, de los cuales produce extraordinarios ejemplos. Coleccionaba recortes de periódicos, tomaba películas amateur  y realizaba grabaciones de conversaciones con sus "modelos".  A mediados de los años 90, su vastísimo archivo de negativos fue incautado por un tribunal inmobiliario al no tener dinero para pagar el almacén donde guardaba parte de sus pertenecías y entre las cuales se encontraba su archivo. Al final de sus días se vio obligada a vivir en la calle, teniendo como único sustento una pobre asignación de la seguridad social.  Afortunadamente, algunos de los niños que cuidó en su juventud, apiadados por la suerte de su vieja nana, se hicieron cargo de ella pagando sus facturas y alquilándole un pequeño apartamento en Chicago donde paso el resto de sus días.  En el invierno de 2007 sufrió una caída al resbalar sobre el hielo, de la que no se recuperó, muriendo dos años después, a los 83 años de edad.



Investigando en el archivo de Vivian, Moloof encontró los nombres completos de John, Lane y Matthew, los niños que  Vivian había cuidado entre 1950 y 1960, y que ahora tenían 50 años. Pudo contactarlos y recopilar la información que ahora se tiene sobre la misteriosa fotógrafa, cerrándose así un inmenso círculo que Vivian Meier nunca hubiese podido intuir. Hoy en día su extraordinaria obra goza del reconocimiento que nunca tubo.  John Moloof  a continuado subiendo fotos al blog y en Flickr, para dar a conocer su obra. Se creó una pagina Web y se están catalogando y escaneando los más de 100.00 negativos de los cuales 20.000 nunca habían sido aun revelados por la misma Vivian. Su legado fotográfico y la calidad estética de su obra "amateur", es comparable a la de las más grandes figuras femeninas de la fotografía estadounidense como Lisette Model, Diane Arbus, y Hellen Levit, maestras del genero de la "Street photography".




Vale la pena resaltar de esta historia que las peculiares circunstancias en que se pudo salvar su obra, sirven de inspiración para aquellos que con sensibilidad y visión pudiesen también, en cualquier parte del mundo, encontrarse también con un hallazgo de tal valor para la Historia de la Fotografía.

http://www.vivianmaier.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada